0341-4357519

Rivadavia 2317, Rosario S2000JAB Argentina

Lunes a Sábado: 8.00 - 22.00 | Domingo: CERRADO

Pranayama y Meditación

“Prana” significa “energía vital” y” ayama” significa “control”, de ahí “pranayama” significa” manejo  de la energía vital”. El yoga utiliza la respiración para controlar la energía vital (prana). La respiración es la función fisiológica que además de ser automática y  mecánica, puede ser utilizada de manera consciente y así, almacenar y distribuir el prana a través del cuerpo.

“Mientras la respiración sea irregular la mente estará inestable, pero cuando se aquiete la respiración la mente también lo hará” Hatha Yoga Pradipika

Entonces esto indica la relación respiración mente. Las fluctuaciones de la mente influyen en la respiracón. El proceso respiratorio está directamente conectado con el cerebro, con el hipotálamo, con el centro que maneja las emociones. Cuando la respiración es irregular crea respuestas inadecuadas a nivel hipotalámico. Al estar conscientes del proceso respiratorio y estabilizarlo,  se normaliza  todo el sistema.

En técnicas más avanzadas se utiliza la retención del aire en forma paulatina, al retener la respiración se detienen los impulsos nerviosos. Por eso en el pranayama se debe aumentar la retención respiratoria para aumentar la pausa entre los impulsos nerviosos y las respuestas del cerebro. Esto explica la serenidad que se obtiene durante una sesión de pranayama.

Con la práctica regular se obtiene la liberación del estrés, autocontrol de la mente y las emociones, eliminación del cansancio, mejor funcionamiento de los sistemas corporales. Refuerzo del sistema inmunológico, menos enfermedades especialmente respiratorias. Aumento de la concentración y mejor rendimiento en las actividades.

Beneficios de la práctica de meditación

Consideramos los efectos benéficos de la meditación en tres dimensiones: física, mental y espiritual.

En la dimensión física:

Normaliza el ritmo cardíaco, la respiración se vuelve profunda, lenta y cómoda. Reduce el proceso de envejecimiento y prolonga el período que el cuerpo dedica a la renovación celular. Armoniza el funcionamiento fisiológico de todos los sistemas del cuerpo. Los ojos se vuelven brillantes, la voz se torna clara y agradable.

En la dimensión mental:

Mejora el rendimiento intelectual, emocional y creativo. Favorece la memoria y los procesos de aprendizaje. Libera bloqueos emocionales, desarrolla autoconfianza, dicha, serenidad y satisfacción. Permite erradicar hábitos negativos, siendo estos sustituidos por nuevas conductas que nos ayudan a mejorar nuestras relaciones. Florece la paz interior y la tolerancia. Reduce el miedo, codicia, ira, tristeza, ansiedad, estrés. Prepara el camino para superar vicios como el alcohol, el tabaco y la comida compulsiva. Crea una naturaleza de concentración tal, que permite vivir plenamente en el presente.

En la dimensión espiritual:

Produce amor y compasión universal. Aumenta los índices de felicidad y satisfacción. Desarrolla un entendimiento profundo de la realidad espiritual. En algunos casos, la repetición regular y profunda de mantras sagrados durante la meditación elimina obstáculos del karma, que se arrastran por acciones realizadas en el pasado.

Horarios(1)

  • Jueves

    19.00 - 20.00

    19:00-20:00